Comiendo pecados

Hace muchos años, tantos que ni me recuerdo, una serie televisiva grabó una idea en mi memoria. En una modesta casa de una aldea, se vela a un difunto. Sobre la mesa, una fuente con apetitosas frutas que relucen en la sombría modestia de la estancia. La puerta se abre y un individuo de aspecto sucio entra, haciéndose el silencio. Se acerca a unos pasos del finado, murmura algo entre dientes, con la cabeza gacha, y tras ello toma las frutas de la fuente. Come, mientras nadie habla, mientras nadie mira. Cuando termina, sale por la puerta abierta y se aleja.

Era su ocupación, se comía los pecados de los muertos, así éstos podían viajar tranquilos al paraíso. A nadie le preocupaba cómo viajaría él cuando le tocase.

Muchas veces he pensado que ser médico es un poco, o un mucho, lo mismo. Paso la vida comiendo los pecados de los demás, y conforme transcurren los años, cada vez me pesan más, cada vez estoy más sucio y cada vez me siento más miserable. Porque, con el tiempo, veo que a casi nadie le importa mi viaje. Que nadie se va a comer las frutas de mi funeral. Bueno, sólo ella, pero es que ella no quiero que lo haga.

Publicado por

Rafael Bustamante

Malagueño desde que abrí los ojos, allá por mayo del 71, he procurado desde entonces que nada me los cierre. Tengo la suerte de trabajar como neurólogo en el hospital de mi tierra, donde trato de aliviar, en la medida en que la naturaleza y la ciencia me permiten, las dolencias de mis conciudadanos y de nuestros visitantes, cuando se encuentran en el trance vital de alguna enfermedad neurológica que amenaza su bienestar. Cuando la amenazada es la sociedad, por otro tipo de procesos mórbidos, cuento con mi opinión, podrá juzgarse si acertada o no, pero siempre sincera.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .